Multipropiedad

Multipropiedad
Califica este artículo

Multipropiedad

La multipropiedad empezó en España a finales de los 80 y principio de los 90. Actualmente España es uno de los países con más complejos de tiempo compartido.

Actualmente los complejos de tiempo compartido están en desuso. Los más perjudicados son los de un alto numero de clientes españoles. La principal causa es que les vendieron sobre todo semanas de invierno. Cómo ya sabemos estos clientes han visto cómo nunca han podido ir en verano de vacaciones.

Multipropiedad, tiempo compartido y derecho de aprovechamiento por turnos

Todos los nombres para el mismo sistema de vacaciones. Para mantener los engaños las comercializadoras de multipropiedad colaboraban con “empresas de Reventa” que solo cobraban por adelantado, y nunca vendían. De esta manera mantenían la ilusión de inversión. Actualmente se siguen usando las tres definiciones, siendo el DAT el más correcto.

El regimén de Tiempo Compartido

En los primeros complejos era multipropiedad pura y dura, el apartamento dividido entre 52, dejando una semana para el mantenimiento.

Después la ley cambió a lo más parecido a un usufructo. La nuda propiedad se la quedaba el promotor, y las semanas eran por un tiempo definido y determinado (50 años). Usufructo las semanas (derecho de aprovechamiento por turnos) y el complejo con la nuda propiedad. El nombre había cambiado de multipropiedad, tiempo compartido y por último Derecho de aprovechamiento por turnos de bienes inmuebles.

Este nuevo marco legal en principio aglutinaba también los preexistentes. Osea, si un promotor tenía el regimén establecido de multipropiedad (a perpetuidad y en propiedad) podía seguir vendiendo, sólo tenia que publicitarlo en el registro.

En este sentido, muchos complejos siguieron con lo preestablecido, y en 2015 el tribunal supremo los ha tumbado con una nueva lectura de la ley, la perpetuidad se queda fuera de la ley, siempre que se haya vendido después del 99.

La obligación de Mantenimiento

Lo que los clientes no sabían, es la letra pequeña, que si algún año no lo usaran, tendrían que seguir pagando el mantenimiento de la semana de tiempo compartido. Este es un punto muy importante, ya que los clientes ahora están pagando las consecuencias, hay muchas demandas por impago.