abogados de multipropiedad opiniones

Atlantic Club Reserva De Marbella

Rate this post

RECLAMACIÓN DE DEUDA EN LA RESERVA DE MARBELLA

El complejo la Reserva de Marbella lleva unos meses reclamando a los socios morosos las cuotas pendientes. La situación real y legal de los socios morosos frente a estas deudas y su reclamación es la siguiente: van a acabar pagando quieran o no; lo único posible es negociar. Y se preguntarán por qué: porque el promotor/ propietario del complejo ha cumplido estrictamente la ley.

La Reserva de Marbella se constituyó después de la entrada en vigor de la Ley 42/98 y, por tanto, no es uno de esos complejos con adaptaciones raras, cuotas indivisas, semanas flotantes o para toda la vida. En La Reserva de Marbella se han vendido derechos de aprovechamiento por turnos para 50 años y claramente identificados con semanas y apartamentos concretos. Es decir, todo perfectamente legal.

Y esto es lo que ocurre en la Reserva de Marbella donde, además, ni siquiera ha habido subidas de las cuotas de mantenimiento, de hecho, llevan unos años estancadas.

En este punto, los socios morosos de la Reserva de Marbella tienen que saber que Hidevime; empresa promotora y mantenedora de servicios del complejo, puede -según establece la Ley- exigirles los pagos atrasados con sus intereses correspondientes. Lo están haciendo desde hace unos meses y como siempre, la recomendación, es que consulten ustedes con un abogado experto en multipropiedad. No será el primer caso que nos llega de un socio al que 3.000 euros se le han convertido en 9.000 por oponerse a un procedimiento monitorio sin base alguna. Insistimos, defender un monitorio (incluso cuando hay opciones) en multipropiedad es complicado y en el caso de La Reserva de Marbella, no hay argumentos legales para hacerlo. Recuerden aquello de más vale un mal acuerdo que un buen pleito. En este caso, además, cualquier acuerdo será bueno porque no hay opciones judiciales.

El pago de las cuotas de mantenimiento anules es una obligación legal ineludible mientras se es propietario. Sin más vuelta de hoja. Podremos discutir alguna cantidad (jamás interesa meterse en un pleito por eso porque son cantidades muy pequeñas), un interés o cosas similares; pero la obligación de pago es ineludible.

Es frecuente que, cuando nos llegan a este despacho socios con problemas de deudas en algún complejo, nos digan que les engañaron en la compra. Si así fue, existe un plazo legal para reclamar contra el vendedor: 4 años. Por este motivo, no podemos ir a un juez 20 años después a decir que nos engañaron en una compra y mucho menos si hemos estado años pagando o incluso disfrutando y si nos ratificamos con una escritura pública.

Son muchas las empresas vendedoras que engañaron a los compradores; pero ni los complejos ni mucho menos las empresas prestadoras de servicios o las comunidades de propietarios vendieron, jamás, por lo que no se puede ir contra ellas.

Acuerdos de desvinculación

Si el complejo ofrece un acuerdo definitivo, es decir, una salida a la propiedad, en principio es un buen acuerdo teniendo en cuenta que conocemos pocos socios que estén contentos con una multipropiedad. Ahora bien, estén seguros de que ese acuerdo se formaliza adecuadamente y para eso, contacten siempre con un abogado experto en multipropiedad. 

✅ ¿Existe Mercado de venta para la multipropiedad?

No existe un mercado para comprar semanas de multipropiedad. Estas semanas son invendibles

✅ ¿Qué es la estafa de vender semanas?

Prometer una venta de una semana de multipropiedad pidiendo dinero por adelantado o mandar un burofax que no sirve para nada.

✅ Puedo recuperar el dinero invertido en la Reserva De Marbella

No, estos contrato son a 50 años y judicialmente no tienen recorrido.

✅ ¿Cómo puedo librarme de seguir pagando la comunidad?

La desvinculación de semanas de multipropiedad es la única forma.

Somo expertos en Multipropiedad

Lo siento, no se han encontrado publicaciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.